La experiencia de nuestra familia en Oak Tree School ha sido simplemente maravillosa. Es un lugar donde el cariño, el respeto y el amor hacia los niños es evidente en las palabras y abrazos de cada una de las teachers que forman parte de este centro educativo. El ambiente familiar del kinder y la relación personal que existe entre padres, profesores y niños nos encanta. Es precisamente ese trato familiar y personal el que hace de Oak Tree School una segunda casa para los niños. Nuestras hijas reciben una educación increíble en un hogar que les brinda confianza y seguridad en ellas mismas, un centro educativo donde el amor y la entrega se reflejan en el entusiasmo y la sonrisa diaria de mis hijas al empezar y finalizar el día!